Episcopologio de la Iglesia Católica en Cuba
Biografías - B

BALADRÓN VALDÉS, Carlos Jesús Patricio
(1945-

Nacimiento. Nació el 17 de marzo de 1945 en Campechuela, archidiócesis de Santiago de Cuba, Cuba.

Educación. Realizó los estudios secundarios en el Seminario Menor de Santiago de Cuba. Después, pasó al Seminario Mayor Interdiocesano de San Carlos y San Ambrosio, en La Habana. Hizo el servicio militar obligatorio.

Sacerdocio. Fue ordenado sacerdote el 2 de abril de 1977 y fue incardinado en la archidiócesis de Santiago de Cuba. Desempeñó el ministerio sacerdotal en varias parroquias; trabajó en el campo del apostolado seglar, sector de la juventud, de la Conferencia Episcopal Cubana. Se dedicó a los jóvenes, los ancianos, las vocaciones, el ecumenismo, los movimientos laicales y la familia.

Episcopado. Electo obispo titular de Cibaliana y nombrado auxiliar de San Cristóbal de La Habana el 16 de noviembre de 1991. Consagrado el 5 de enero de 1992 en Manzanillo, por Mons. Jaime Lucas Ortega y Alamino arzobispo de San Cristóbal de La Habana asistido por Mons. Pedro Claro Meurice Estíu, arzobispo de Santiago de Cuba y por Faustino Saínz Muñoz, arzobispo titular de Novaliciana, pro-nuncio apostólico en Cuba. Fue nombrado obispo de la nueva diócesis de Guantánamo-Baracoa el 24 de enero de 1998. El Papa Juan Pablo II anunció personalmente la creación de la diócesis y el nombramiento de su primer obispo al final de la misa que celebró en Santiago de Cuba en ese día. Su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis por razones de salud fue aceptada por el Papa Benedicto XVI el 13 de diciembre de 2006. En la actualidad reside en la parroquia de Saint Brendan, Miami, Florida.


barnada.gif

BARNADA Y AGUILAR, Francisco de Paula
(1835-1913)

Nacimiento. Nació el viernes 24 de abril de 1835 en la calle San German, número 3, Santiago de Cuba, Cuba. Fueron sus padres Francisco Barnada, natural de Cataluña, Espana, y Mercedes Aguilar, de Santiago de Cuba. A los seis años perdió a su padre.

Educacisn. Fueron sus primeros maestros don Vicente Martínez Rodríguez y el P. Pantaleón Escudero. Fue monaguillo en la parroquias de Santo Tomás y de la Santísima Trinidad cuando era muy niño. Entró en el Seminario de San Basilio el Magno en 1850 y el 4 de mayo de 1851 le fue conferida la tonsura clerical por el arzobispo de Santiago de Cuba Antonio María Claret y Clara. El 21 de mayo de 1853 recibió, también de manos de Mons. Claret, las órdenes menores. At terminar el latín en 1854, desempeñs la cátedra de maestro auxiliar de esta asignatura y en 1857, las de francés y filosofía. El 13 de julio de 1856 recibió el subdiaconado, también conferido por Mons. Claret. El 6 de abril de 1858 fue ordenado de diácono por el obispo de La Habana, Mons. Francisco Fleix y Solans.

Sacerdocio. Fue ordenado sacerdote el 11 de abril de 1858 en la catedral de La Habana por Mons. Fleix y Solans. Celebró su primera misa solemne en la catedral santiaguera el 29 de abril de 1858 siendo el predicador el canónigo Antonio Barjau y Codina. El P. Barnada se distinguió como notable orador sagrado. En 1861 fue nombrado profesor de teologma e historia de la iglesia en el Seminario de San Basilio el Magno. Cuando fue establecido el Instituto de Segunda Enseñanza de Santiago, obtuvo el bachillerato en artes y, mas tarde, fue profesor allí de grámatica castellana y latina hasta que el mismo fue clausurado. En marzo de 1872 fue a España y obtuvo, en la Universidad de Salamanca, el bachillerato y la licenciatura y el 17 de septiembre de 1872 el doctorado en teología. Al regresar a La Habana, en ese mismo año, se quedó como profesor del Seminario de San Carlos y San Ambrosio desempeñando las cátedras de inglés, filosofía y teología. En 1875 fue nombrado cura económo de la parroquia de Guanabacoa; el 29 de diciembre de 1877, párroco interino de la parroquia del Santo Angel, en La Habana; y el 1 de julio de 1880, pasó a ser párroco interino de San Carlos en Matanzas y Vicario Foráneo. El gobierno general de la isla lo nombró vocal del Tribunal de Exámenes de la Isla, juez del Tribunal de Grados de la Universidad de La Habana, vocal de la Junta Provincial de Instrucción Pública de Matanzas y vocal de la Junta de Beneficencia. El 18 de septiembre de 1888 ganó por oposición la dignidad de Penitenciario de la catedral de Santiago de Cuba, cargo que desempeñó hasta 1899. El 20 de marzo de 1895 fue nombrado vice-rector del Seminario de San San Basilio el Magno. E1 7 de diciembre de 1898 predicó la oracion fúnebre en las exequias que se celebraron en la catedral santiaguera por el Mayor General Antonio Maceo Grajales. A fines de 1898 fue nombrado párroco del Sagrario de la catedral de Santiago de Cuba. Fue director del Boletín Oficial Eclesiástico, examinador sinodal y presidente de las Conferencias del Clero. Cuando el arzobispo de Santiago Mons. Francisco Sáenz de Urturi y Crespo renunció al gobierno pastoral de la archidiócesis el 27 de abril de 1899, Mons. Barnada fue nombrado gobernador eclesiástico. El 15 de abril de 1899 fundó juntamente con el P. Mesiner y Tirso Sanchez, el semanario El Católico en el cual escribió sus famosas "Cartas a un Amigo".

Episcopado. Fue elegido arzobispo de Santiago de Cuba por el Papa León XIII el 2 de junio de 1899. Recibió la consagración episcopal el 2 de julio de 1899 en la catedral de New Orleans, La., Estados Unidos, de manos del arzobispo de esa ciudad Mons. Placide-Louis Chapelle, delegado apostólico en Cuba y Puerto Rico, asistido por Gustave Augustin Rouxel, obispo titular de Curium y por Theophile Meerschaert, obispo titular de Sidyma. Tomó posesión de la sede el 24 de ese mismo mes. El 28 de septiembre de 1901 fue nombrado administrador apostólico de La Habana debido a que el obispo de la misma, Donato Sbarretti, había sido promovido a la sede arzobispal titular de Gortyna el 16 de ese mes. En diciembre de ese mismo año se marchó de la isla el obispo Sbarretti. Mons. Barnada permaneció en ese cargo hasta el nombramiento del obispo Pedro González Estrada en 1903.

Muerte. Murió en Santiago de Cuba, tras breve enfermedad, el domingo 8 de junio de 1913 a la 1:30 a.m. Fue sepultado en el panteón de su familia en el cementerio de Santa Ifigenia. En 1933, sus restos fueron trasladados a la catedral y sepultados junto a la tumba del arzobispo Primo Calvo López, uno de sus predecesores en la sede santiaguera.


BEYRA LUARCA, Álvaro Julio
(1945-)

Nacimiento. Nació el 27 de mayo de 1945 en Camagüey, Cuba.

Educación. Antes de entrar en el seminario, obtuvo el título de ingeniero agrónomo en la Universidad de Camagüey. Como laico fue director de la revista diocesana "Enfoque" y presidente del Secretariado diocesano para la cultura de Camagüey. En 1989 entró en el Seminario Mayor "San Carlos y San Ambrosio" de La Habana, donde permaneció hasta 1991, año en el cual fue enviado a la Universidad de Lovaina en Bélgica para terminar sus estudios de teología.

Sacerdocio.. Fue ordenado el 24 de febrero de 1994, para wl clero de la archidiócesis de Camagüey. Sucesivamente, fue coadjutor "ad universam causarum" de la parroquia de "Nuestra Seqora de la Caridad" de Nuevitas (1994-2001), párroco de la parroquia de la "Milagrosa" en Vertientes (2001-2003) y desde 2003 a2007, párroco de "Nuestra Señora de la Caridad" de Nuevitas.

Episcopado. Fue elegido obispo Santísimo Salvador de Bayamo y Manzanillo por el Papa Benedicto XVI el 9 de julio de 2007. Recibió la consagración episcopal el 25 de agosto siguiente, en la catedral de Bayamo, de manos de Mons. Dionisio Guillermo García Ibañez, arzobispo de Santiago de Cuba, asistido por el Cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino, arzobispo de San Cristóbal de La Habana, y por Mons. Juan de la Cruz García Rodríguez, arzobispo de Camagüey.


boza.gif

BOZA MASVIDAL, Eduardo Tomás (1915-2003)

Nacimiento.. Nació el 18 de septiembre de 1915 en Camagüey, Cuba. Fueron sus padres Aurelio Boza y Clemencia Masvidal. Fué bautizado en la parroquia de Nuestra Señora de la Soledad, en Camagüey, el 18 de noviembre de ese mismo año.

Educación. Estudió en el Colegio de La Salle, en el Vedado, La Habana y después en la Universidad de La Habana donde obtuvo un doctorado en filosofí y letras en 1940. Ingresó en el Seminario de "San Carlos y San Ambrosio, en La Habana, en 1935 y allí hizo todos sus estudios eclesiásticos. Congregante mariano de la Agrupación Católica Universitaria (ACU) de La Habana.

Sacerdocio.. Fue ordenado el 28 de febrero de 1944, en la catedral de La Habana, por Mons. Manuel Arteaga Betancourt, arzobispo de San Cristóbal La Habana. Fue Vicario cooperador de la parroquia de San Salvador de El Cerro por un año. Después fué p[rofesor del Seminario de San Carlos y San Ambrosio y capellán del Colegio del Sagrado Corazón. Más tarde, pasó a ser párroco de San Luis de Madruga y en 1948 fue nombrado párroco de Nuestra Señora de la Caridad, en La habana, cargo que ocupó hasta 1961. Fué además, fiscal y defensor del vínculo en el Tribunal Eclesiástico; y capellán nacional de los "scouts" de Cuba. Rector de la Universidad Católica Santo Tomás de Villanueva en 1959.

Episcopado. Fue elegido obispo titular de Vinda y nombrado auxiliar de San Cristóbal La Habana por el Papa Juan XXIII el 31 de marzo de 1960. Recibió la consagración episcopal juntamente con Mons. José Maximino Eusebio Domínguez y Rodríguez, obispo titular de Ceciri y auxiliar de San Cristóbal La Habana, el 15 de mayo siguiente de manos de Mons. Evelio Díaz y Cia, arzobispo titular de Petra, administrador apostólico sede plena de San Cristóbal La Habana, asistido por Mons. Carlos Riu Anglés, obispo de Camagüey, y por Mons. Alfredo Muller y San Martín, obispo titular de Anea y administrador apostólico sede vacante de Cienfuegos. Fue expulsado de Cuba por el régimen comunista el 17 de septiembre de 1962 en el vapor "Covadonga". Renunció al cargo de auxiliar de San Cristóbal La Habana el 21 de marzo de 1963. Participóen el II Concilio Ecuménico Vaticano, 1962-1965. Vicario general de Los Teques, Venezuela, alrededor de 1972 hasta su muerte. Fundador y asesor de la "Unión de Cubanos en el Exilio" (UCE).

Muerte. Murió el 16 de marzo de 2003, muy tarde en la noche, de complicaciones de una neumonía, en el Centro Médico de Los Teques, Venezuela. Permaneció en capilla ardiente durante 3 días, en la catedral de San Felipe Neri de Los Teques y el 20 de marzo siguiente recibió cristiana sepultura en la cripta de esa catedral.


broderick4.jpg

BRODERICK HEALY, Bonaventure Finbarr
(1868-1943)

Nacimiento. Naci ó el 25 de diciembre de 1868, en Hartford, Connecticut, Estados Unidos. Fueron sus padres John Harris Broderick and Margaret Healy.

Educación. Hizo sus estudios en St. Charles College, Ellicott City, Maryland, Estados Unidos, y se graduó en 1891. El obispo de Hartford lo envió a estudiar a Roma en el Pontificio Ateneo S. Apollinare de Propaganda Fide como alumno del North American College de esa ciudad. Obtuvo el doctorado en filosofía en 1897. También obtuvo el doctorado en teología en la misma institución haciendo, además, estudios especiales y haciéndose miembro de la Sociedad de Arqueología.

Sacerdocio. Recibió la ordenación sacerdotal el 25 de julio de 1896, en Roma, de manos de Mons. Francesco de Paola Cassetta, patriarca de Jerusalén y vicegerente de Roma. De 1898 a 1900 fue miembro de la facultad del St. Thomas Seminary, Hartford, y trabajó pastoralmente en esa diócesis, en parroquias en Hartford y en West Ford. Cuando Mons. Donato Sbarretti, auditor de la delegación apostólica en Washington, su antiguo profesor en Roma, fue nombrado obispo de La Habana lo llevó consigo como su secretario. El 25 de junio de 1900 fue nombrado administrador del Colegio San Francisco de Sales y, también, de la Casa de Recogidas. Pocos días después, el 13 de julio siguiente, fue nombrado administrador del Seminario de San Carlos y San Ambrosio. Estuvo a cargo de la negociación de los asuntos relacionados con la propiedad de bienes eclesiásticos. Por esta labor recibió el elogio del gobierno norteamericano. Representó a la iglesia en la ceremonias de la instauración de la República de Cuba el 20 de mayo de 1902.

Episcopado. Fue elegido obispo titular de Juliopolis y nombrado auxiliar de La Habana el 7 de septiembre de 1903. Recibió la consagración episcopal el 28 de octubre de 1903 en la catedral de La Habana, de manos de Mons. Piacide-Louis Chapelle, arzobispo de New Orleans, delegado apostólico en Cuba, Puerto Rico y Filipinas, asistido por Mons. Francisco de Paula Barnada y Aguilar, arzobispo de Santiago de Cuba, y por el P. Manuel Espinosa, de la diócesis de La Habana. Su lema episcopal fue Dominus regit me. En esa ocasión tambiin fueron consagrados Mons. Pedro González Estrada, obispo de La Habana, y Mons. Braulio Orúe Vivanco, obispo de Pinar del Río. El mismo día de su consagración episcopal fue nombrado coadministrador de la diócesis habanera. En el consistorio del 9 de noviembre de 1903 fue publicado su nombramiento. Mons. González Estrada lo nombró párroco del Santo Ángel y el 12 de diciembre de 1903 lo designó gobernador eclesiástico durante su ausencia por la visita pastoral a la diócesis.

El Diario de la Marina del viernes 19 de agosto de 1904 anunció que el obispo había salido para Roma vía New York. El mismo periódico dijo el 9 de enero de 1905 que la Santa Sede le había aceptado la renuncia a todos sus cargos. Se retiró el 1 de de marzo de 1905. (1)

El 1 de diciembre de 1939, el arzobispo de New York, Mons. Francis J. Spellman, lo nombró capellán residente del Frances Schervier Hospital dirigido por las Hermanas de los Pobres de San Francisco. Fue nombrado vicario general para religiosos en la archidiócesis de New York el 26 de marzo de 1942 por el arzobispo Mons. Spellman. En sus últimos años, presidía las fiestas en honor de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, que se celebraban en New York.

Muerte. Murió el jueves 18 de noviembre de 1943, por la mañana, en el Frances Schervier Hospital, Riverdale, New York. Mons. Spellman celebró la misa pontifical funeral en la catedral metropolitana de St. Patrick el 20 de noviembre a las 10 a.m. Mons. James Francis Mclntyre, obispo titular de Cyrene, auxiliar de New York, tuvo a su cargo del elogio fúnebre. El arzobispo, el obispo McIntyre, Mons. Thomas E. Molloy, obispo de Brooklyn, Mons. John F. O'Hara, obispo titular de Milasa, delegado militar de las fuerzas armadas de Estados Unidos, y Mons. Henry J. O'Brien, obispo titular de Sita, auxiliar de Hartford, impartieron la absolución. Fue sepultado en "Gate of Heaven Cemetery", Hawthorne, Westchester County, New York (2). En su testamento dejó al arzobispo Spellman su cruz pectoral, las cadenas de la misma, sus anillos episcopales y el báculo. El resto de sus bienes los legó a las hermanas de los Pobres de San Francisco.

Publicaciones. The Jewish catacombs in Rome (1900); The so-called altar of Calvinus (1930); The forum Stele (1931).

(1) Por muchos años permanecieron desconocidas las razones por las cuales Mons. Broderick se marchó de Cuba y renunció a sus cargos. En 1962 el P. Robert I. Gannon, S.J., publicó el libro The Cardinal Spellman Story y en el mismo, páginas 156-151, el cardenal detalla, en un reporte al delegado apostólico en Estados Unidos, Mons. Amleto Giovanni Cicognani, arzobispo titular de Laodicea di Frigia, fechado el 2? de noviembre de 1939, la circunstancias del hecho. De acuerdo con el reporte, el delegado apostólico en Cuba, Mons. Chapelle, se enemistó con Mons. Broderick y fue a Roma y presentó sus quejas. El obispo decidió ir también a Roma y explicar su posición. Las razones presentadas satisficieron tanto al Papa Pío X como al cardenal Rafael Merry del Val, secretario de Estado, pues con el documento No. 9184 de la Secretaría de Estado, Mons. Bonderick fue nombrado delegado papal en los Estados Unidos para la colecta del óbolo de San Pedro. Al llegar a Estados Unidos, el obispo recibió un telegrama del cardenal James Gibbons, arzobispo de Baltimore, pidiéndole que lo fuera a ver de inmediato. El cardenal lo trató de una manera abrupta y le informó que su misión había sido revocada. Esto dejó a Mons. Broderick sin ninguna misión ni fondos económicos. El obispo escribió al papa informândole de su situación y Pío X le respondió el 29 de marzo de 1905 con una carta escrita de su propia mano. En la carta el papa le explicóque había tenido que revocar su encargo debido a la protesta de numerosos obispos norteamericanos que sintieron que el mismo los hacía lucir incapaces. Asimismo, el papa le explicaba que era difícil encargarlo de una diócesis inmediatamente y que lo aceptara como una pequeña prueba e indicaba que hasta el momento no había habido ninguna acusación grave en su contra. Mons. Broderick escribió al papa diciéndole que el hecho de que un obispo no tuviera trabajo ni lugar donde ir podría causar escándalo en Estados Unidos. El papa interpretó esta afirmación como una amenaza de causar escándalo y le respondió que esto le había causado profunda pena. La Santa Sede le asignó una pensión de $100 mensuales y no le encargó misión alguna. Para poder sostenerse, el obispo trabajó por espacio de 34 años en un establecimiento de accesorios de automóviles y venta de gasolina en Millbrook, pueblo que está a unas 80 millas de New York.

El 23 de mayo de 1939 fue instalado como arzobispo de New York Mons. Spellman y la noche anterior el delegado apostólico Mons. Cicognani le informó que en la archidiócesis había un obispo (Mons. Broderick) que no estaba viviendo como tal y le pidió que tratara de hacer algo por remediar su situación. El arzobispo fue a visitarlo y le preguntó si podia hacer algo para ayudarlo a lo que respondió Mons. Broderick: He estado esperando por 30 años que alguien me dijera estas palabras. Al preguntarle Mons. Spellman si quería reintegrarse a la vida sacerdotal, el obispo respondió afirmativamente. También, dice el cardenal Spellman en su reporte, que había indagado con varlos de los obispos contemporáneos de Mons. Broderick, entre ellos los cardenales William O'Connel, arzobispo de Boston y Denis Dougherty, arzobispo de Philadelphia, y el arzobispo John Gregory Murray, de St. Paul, originario y anteriormente obispo auxiliar de Hartford, y que todos concurrieron en que él no habma hecho nada malo. Debido a ésto y a que no había ninguna información definitiva de naturaleza grave en los archivos de la delegación apostólica en Washington, así como el deseo de los obispos que lo conocieron de que Mons. Borderick se reintegrara a la vida eclesiástica, cosa que él mismo se mostró deseoso y ansioso de hacer, el 1 de diciembre de 1939 fue nombrado capellán del Frances Schervier Hospital, Riverdale, New York. La primera vez que participó en una ceremonia religiosa pública fue en la imposición del palio a Mons. Spellman en la catedral de St. Patrick el 12 de marzo de 1940.

Por su parte, el P. Ismael Testé en el primer volumen de su obra Historia Eclesiástica de Cuba, páginas 400 y 408 dice que Mons. Bonderick era my estimado por los miembros del gobierno norteamericano que estaba encargados de negociar la cuestión religiosa cubana, que con ellos jugaba al golf frecuentemente y que por su carácter en extremo simpático e inteligente consiguió la mayor parte de los beneficios de que gozó la Iglesia en Cuba. Asimismo, que "vestía a la americana conservando las costumbres de su país y que era un hombre joven y alegre, pero de vida muy sacerdotal." Además, dice el P. Testé que averiguando con los sacerdotes de edad y que lo conocieron bien, todos estuvieron de acuerdo en que Mons. Broderick era un excelente obispo y que lo único que pudiera haber causado la tormenta contra el fueron su simpatía, jovialidad y costumbres americanas. Mons. González Estrada, obispo de La Habana, aunque prelado excelente, dice Testé que tenía costumbres algo exageradas para el estilo sacerdotal norteamericano y que no fue muy amigo de Mons. Broderick.

En la primera edición del Dictionary of the American Hierarchy, publicada por Bernard Code en 1940 no aparece ninguna información sobre el obispo Borderick. Ni en el obituario de The New York Times, del 19 de noviembre de 1943, ni en la segunda edición (1964) del Dictionary, se menciona cosa alguna sobre la renuncia y los siguientes 34 años de ausencia en la vida eclesiástica de mons Broderick.

(2) Este es el texto de la inscripción grabada en su lápida, encabezada por su escudo episcopal:

HIS EXCELLENCY
MOST REVEREND
BONAVENTURE F.
BRODERICK D.D.
TITULAR BISHOP OF JULIOPOLIS
BORN DECEMBER 25, 1868
ORDAINED JULY 25, 1896
CONSECRATED OCTOBER 28, 1903
DIED NOVEMBER 18, 1943

Arriba Diccionario Retratos Portal

©2000-2014 Salvador Miranda.